Problemas en los Pechos durante la Lactancia

1 comentario 1460 visitas

La producción de leche, salvo raras excepciones, se inicia de forma natural tras el parto para proporcionar alimento al bebé durante los primeros meses. En cuanto a la protección inmunológica, aparece en la primera segregación llamada calostro que consiste en un líquido de color amarillo que contiene tanto proteínas como anticuerpos destinados al bebé, cuya barrera defensiva aún no está desarrollada.

Cómo controlar correctamente la Subida de la Leche

los pechos de la mujerTras 24-48h de dar a luz, los pechos pueden llegar a llenarse de leche debido a la producción contínua de leche. Por eso, la sensación que se tiene es algo molesta e incluso ocasiona dolor.

La solución para solventar esto es sencilla puesto que el bebé iniciará sus primeras tomas y disminuirá la presión ejercida por el contenido lácteo. Lo malo es que si el bebé no come bien o come poco, entonces el dolor será muy habitual entre toma y toma.

Por eso, la mejor opción es extraer la leche y dársela para más tarde, o bien, congelarla en las bolsas específicas para ello dársela días después. La ventaja de la congelación es que las propiedades de la leche permaneces intactas hasta un mes o dos meses después. Las bolsas dónde se guardan son herméticas y esterilizadas. No todo es válido y por ello se venden en farmacias.



Si no tienes la suficiente leche como para almacenar en bolsas pero sigues teniendo la sensación de congestión, entonces tienes varias opciones:

  • Aumentar la frecuencia de las tomas
  • Lactancia a demanda (sin considerar el horario de las tomas)
  • Considerar las tomas nocturnas
  • Sacar un poco de leche de los senos mediante un ligero masaje y combinarlo con calor local para favorecer su salida.

Muchas mujeres emplean la ducha caliente (no hirviendo) y pasan el chorro alrededor del seno haciendo círculos para que se vacíe un poco. Por tanto, y a modo resumen, para aliviar la sensación de congestión en los pechos hay que tener en cuenta las siguientes cosas:

  • Adoptar una técnica y posición correcta para la lactancia en la que la madre no esté tensa y el bebé no muestre señales de incomodidad al alimentarse.
  • Proporcionar calor local a los pechos antes de cada toma y favorecer la salida de leche en su totalidad.
  • Aplicar frío local en los pechos entre toma y toma puede calmar temporalmente el dolor.
  • Si tu pecho está muy endurecido, prueba a machacar una hojitas de perejil  y aplicártelas directamente en los pechos.
  • Intenta vaciar lo máximo posible los pechos en cada toma
  • Si el bebé no quiere o no se puede agarrar al pezón, entonces habrá que extraer la leche hasta que pueda hacerlo con facilidad.

¿Puedo alimentar al bebé con mastitis?

mastitis en la lactanciaLa mastitis es la inflamación de los pechos que viene acompañada de malestar general, dolor, sensación de quemazón e incluso fiebre. Por lo general, no ocurre en los dos, sino que lo más seguro es que esté solamente uno afectado. Lo malo es que la fiebre puede ser un síntoma de infección y esto debe consultarse con el médico. En todo caso, la mayoría de madres que sufren este problema no suelen suprimir su lactancia, sino que optan por extraerse la leche y también deja que el bebé mame. Pues una parada brusca de la lactancia por este problema, bien lo puede incluso agravar u originar lo que se conoce como abceso.

Un problema frecuente: las grietas en el pezón

Además de la congestión y la mastitis, la subida de leche produce un sensación dolorosa que es capaz de agrietar el pezón. Esta sensación aumenta cuando el bebé se agarra al pezón para mamar. Para evitar que el pezón se dañe aún más o incluso sangre, entonces hay que utilizar las pezoneras.

pezonera chiccoLa pezoneras o protectores de látex o silicona se adaptan a cada pezón según la medida, y permite que el bebé succione sin llegar al contacto directo. Esto le da tiempo a la madre a mejorar la zona del pezón y conseguir que las grietas casi desaparezcan o lo hagan del todo.

Se podría amamantar con pezoneras pero el único inconveniente es que al bebé le cuesta succionar y tiene que hacer más fuerza. Los hay que se adaptan y los hay que no podrán superar esta fase. Por eso, lo recomendable es volver a la lactancia de forma normal cuando las grietas del pezón cicatricen aunque con una serie de extras o consejos para evitar en la medida de lo posible que se vuelva a dar una situación incómoda :

  • Tras la toma, apretar un poco más el pezón para que salga algo de leche, y ésta aprovecharla para masajear el pezón puesto que actúa como lubricante y antiséptico. Si no se tiene mucha leche, entonces se puede estimular su producción tomando infusiones de hinojo, anís o alcaravea.
  • Aplicarse cremas de lanolina tras la toma (y retirárselas antes de que se inicie la siguiente). Existen marcas conocidas en el mercado como Purelan, pero hay más opciones.
  • Aplicarse cremas que contengan caléndula ya que no interacciona con el bebé (no es tóxica para éste) y calma el dolor además de cicatrizar más rápido los pezones que de forma natural.

  1. author

    andrea3 años ago

    muy buenos dias ..mi nombre es andre,,y tengo 18 años y quisiera saber el porque de la inchazon y el ardor..quisiera saber si es por lo mismo que aun no me baja,..esperando sus prontas respuestas,, grasias

Deja tu comentario "Problemas en los Pechos durante la Lactancia"