Cómo cambia el cuerpo en una mujer embarazada

Sin comentarios 964 visitas

Desde la concepción hasta el nacimiento, el cuerpo de una mujer emprende el proceso más asombroso de la fertilización, la implantación y el desarrollo y crecimiento de su bebé (o bebés). Su cuerpo es el hogar de su bebé durante los próximos nueve meses (o alrededor de 40 semanas) y la experiencia del embarazo se convierte en un viaje de muchas sensaciones físicas nuevas. Si este es su primer, segundo, tercer o cuarto embarazo, su cuerpo va a reaccionar de manera diferente a cada persona embarazada.

Durante las primeras 12 semanas de embarazo, tienen lugar cambios en el cuerpo para proporcionar un ambiente acogedor y protector para el bebé en el cual pueda crecer y desarrollarse. Estos cambios pueden ser bastante obvios.  Muchas mujeres no saben que están embarazadas hasta que su período menstrual es inexistente o no llega pasadas 1 o 2 semanas. Otras, en cambio, comenzarán a preguntarse si podrían estar embarazadas, poco después de que no llegue la regla, sobretodo en mujeres más regulares con su ciclo. Algunas sienten que están embarazadas porque se sienten insólitas, tienen una corazonada, o sospechan que algo es diferente en su cuerpo. Aquí actúa un factor psicológico digno de análisis, pero que es algo normal si se asocia con los ciclos hormonales que empiezan a tener lugar.

En ocasiones, los primeros síntomas del embarazo pueden hacer que una mujer se sienta confundida. Esto puede deberse a que muchos de los signos físicos del embarazo temprano pueden ser similares a los signos normales de pre-menstrualidad, en los días antes de iniciarse un período. Otros signos del embarazo también pueden parecer desconcertantes si una mujer experimenta hemorragias ligeras o manchas durante las primeras semanas de su embarazo. Estos pueden ser confundidos con períodos normales.

Por otra parte, una mujer que está amamantando y todavía no ha tenido un período menstrual normal puede no tener la sintomatología típica de su período menstrual. También, es posible que una mujer sea fértil y concebir un bebé después de aproximadamente 8 semanas después del parto. La lactancia materna (como forma de anticoncepción endógena) tiende a ser confiable sólo alrededor del 30% de las mujeres, especialmente después de que su bebé es de 3 a 4 meses de edad.



También puede sentir náuseas o sentirse enferma, debido a las náuseas matutinas. El sabor de la leche materna cambia a menudo cuando una mujer está embarazada de nuevo, por lo general es más salado. Este cambio puede causar que algunos bebés se quejen durante la alimentación, pero no dejar de ser algo temporal.

Otras mujeres encuentran que sus síntomas tempranos del embarazo son muy difíciles de soportar, tanto en el trabajo como en lo social. Más aún si el embarazo no ha sido anunciado a los demás, sea el motivo que sea.

Deja tu comentario "Cómo cambia el cuerpo en una mujer embarazada"